Translate

sábado, 27 de agosto de 2016

Pequeña recapitulación de las razones perdidas

Sostuvo su mano y le miró a los ojos, intentando inútilmente adivinar en qué pensaba. Finalmente, se rindió y dejó escapar un suspiro lleno de descontento.

- Aún no lo comprendo, sabes? Sé que me lo has explicado una infinidad de veces, pero no logro entender por qué me amas. - susurró, sus ojos llenándose de lágrimas.

Una diminuta risa inundó el ambiente, y le pudo ver negar con la cabeza. Al principio pensó que se reía de su pregunta, pero pronto descubrió un dejo de ternura en las suaves carcajadas. Eso logró evitar el torrente de llanto, y dio paso a una leve sonrisa. Pudo observar cómo inhalaba lentamente, como todas las otras veces, y se dispuso a escuchar.

- Así que aún no te ha quedado claro, eh? Pues vaya que eres difícil. Pero no te preocupes, no me molestaría explicártelo una vez más. Para empezar, debes comprender que la pregunta debería ser totalmente al revés: ¿por qué no amarte?
Dios, para esa que no podría encontrar razones válidas. Pero para justificar mi amor por ti, para esta sí que me he hecho con algunas excusas lo suficientemente creíbles. De primera mano, quiero resaltar que te encuentras bastante lejos de la perfección. Pero oye, ¿quién no? Tus ojos, tu sonrisa, tu nariz, tu tez, tu cabello, nada de eso es sorprendente ni fuera de lo común. Lo cierto es que nada de eso siquiera importa un comino. Te podría nombrar infinitas personas que se parecen a ti, y ahí tu me preguntarías por qué no he elegido amar a alguien más. Y ahí yo te diría que no hay nadie como tu. Por lo menos tu me hacer reír, ya sabes, con ese encanto tuyo que tienes. Y no sabes lo bien que se siente estar contigo. Se podría decir que eres mi mejor compañía, y debo admitir que eso me encanta.
También eres todo un reto, y aunque a veces ni siquiera tu comprendes tus propios pensamientos, derrochas armonía. La perseverancia que tienes, y todo el empeño que pones en descifrarte, vaya que es admirable. Haces que lo difícil parezca fácil, y cuando te lo propones, hasta pareciera que puedes alcanzar el cielo con las manos. Lo más hermoso es ver cómo logras lo que creías imposible. Y en mi opinión, nada es tan reconfortante como verte superar los retos más difíciles que la vida te presenta, simplemente utilizando tu fuerza de voluntad.
No te imaginas el orgullo que todo eso me hace sentir. Lo eres todo para mi, ya que por ti vivo y sin ti no soy nada. Eres quien me da paz, y cuando estoy contigo tengo este extraño sentimiento de que todo estará bien, porque tu cuidarás de mi. Eres exactamente como debes ser, y demoraría una vida entera enumerando todos los aspectos positivos sobre tu personas. Claro que tienes defectos, y en gran cantidad, pero ¿qué sería de tí sin ellos? Nada, pues son tus defectos, y no tus virtudes, las que te impulsan a cambiar. Y el cambio es lo más maravilloso que hay en ti, porque no depende de nadie más y es lo que más refleja quién eres tu ante el mundo. Pero lo más importante y lo que quiero que entiendas más que nada es que tu gracia no se encuentra en tu cuerpo ni en tu mente, si no en tu capacidad de lograr que yo me sienta como si fuese la persona más importante sobre la faz de la Tierra. Y ya que esto es solamente una pequeña recapitulación de las razones por las que te amo, el resto has de descubrirlas por tus propios medios. - dijo finalmente.

1 comentario: