Translate

martes, 10 de enero de 2017

Aquella cosa a la que llamamos "miedo"

Muchas veces el miedo nos paraliza. Algunas personas dicen que es puramente psicológico. Nuestra mente nos engaña y nos hace creer que nos estamos enfrentando a un peligro mortal, cuando la realidad es que no es más que un simple hecho cotidiano. Miedo a las arañas. Miedo a que nos pise un camión al cruzar la calle. Miedo a enamorarse. Miedo a salir lastimado. Miedo a estar solo. Miedos hay por doquier. Pero la realidad es simple: el único miedo que existe es el miedo a lo desconocido. Y si uno no se arriesga, nunca podrá sacarse el miedo. ¿Vale la pena arriesgarnos? Yo creo que sí. Porque vivir una vida con miedos, no es realmente vivir. Una vida con miedos es una privación de muchas oportunidades, un camino recto hacia el final de nuestro destino. En cambio, una vida en la cual uno se arriesga a perder el miedo, es una vida plena. Pregunte. Sáquese la duda. Enamórese. Desenamórese. De una mano sin esperar nada a cambio. Reciba una buena noticia, y una mala también. Coma eso que a nadie más le gusta. Cambiese el color de su cabello sin siquiera mirar la tabla de colores. Pero no deje que el miedo lo haga preso de su propia oscuridad. Todos tenemos miedos, todos hemos quedado petrificados antes una situación que nunca antes habíamos experimentado. Pero eso no quiere decir que sea tarde. Vencer los miedos es algo de todos los días, una lucha constante entre nuestra mente, nuestro corazón y la realidad. Los miedos nos acompañan desde nuestro primer respiro, hasta el último. Pero es preferible sacárselos de encima, porque son una mochila muy pesada para cargar durante todo el camino. Y, ¿qué mejor día para empezar que hoy? Mírese al espejo, y repita conmigo: "hoy voy a vencerte, viejo amigo". Luego sonría. Y siga su trayecto, con la idea de vencer por lo menos un miedo cada día. La vida a veces nos asusta, pero muchas veces es simplemente por el hecho de que nos tiene una hermosa sorpresa esperándonos a la vuelta de la esquina...
 
- c.d.

No hay comentarios:

Publicar un comentario